Canal filadelfiamolano

Loading...

LOS DERECHOS HUMANOS , SON PARA LOS HUMANOS DERECHOS.

Hace poco, madres de PANDILLEROS encarcelados, realizaron una manifestación, exigiendo los "DERECHOS" de sus hijos.

Una madre, integrante del grupo de víctimas, motivada por las exigencias de las manifestantes, escribió el siguiente mensaje:

DE MADRE A MADRES:

"Vi su enérgica protesta delante de las cámaras de TV, en la reciente manifestación, en favor de la reagrupación de presos y su transferencia a cárceles cercanas a sus familiares, y con mejores prestaciones.

Vi cómo se quejaban de la distancia que las separa de sus hijos y de lo que representa económicamente para ustedes, ir a visitarlos, a cárceles en lugares distantes.

Vi también toda la cobertura mediática que dedicaron a dicha manifestación, así como el soporte que tuvieron otras madres, en la misma situación y de muchas personas que querían ser solidarias con ustedes. Asimismo, que contaban con el apoyo de algunas organizaciones y sindicatos populistas, comisiones pastorales, órganos y entidades en defensa de los derechos humanos, ONGS, etc. etc.

Yo también soy madre y puedo comprender la protesta e indignación de ustedes. Enorme es la distancia que me separa a mi, de mi hijo. Trabajo mucho y gano poco.Idénticas son las dificultades y los gastos que tengo para visitarlo. Con mucho sacrificio, sólo puedo visitarlo los domingos, porque trabajo, inclusive, los sábados, para el sustento y educación del resto de la familia. Felizmente, también cuento con el apoyo de amigos, familia y almas generosas.

Si la líder de las madres de PANDILLEROS encarcelados, aún no me reconoce, yo soy la madre de aquel joven que se dirigía al trabajo y que con su salario me ayudaba a criar y mandar a la escuela a sus hermanos menores; ese bondadoso joven fue asaltado y herido mortalmente por las balas que disparó tu hijo.

En la próxima visita, cuando tú estés abrazando y besando a tu hijo, en la cárcel, yo estaré visitando al mío, en aquel distante cementerio, para depositar unas flores en su tumba.

¡Ah!... Se me olvidaba. Yo ganando poco y sosteniendo la economía de mi casa, soy yo, quien a través de los impuestos que pago, aporto dinero para que tu hijo siga durmiendo bajo techo, en colchón y tibias cobijas; para que tenga comidas todos los días y atención médica. O, dicho de otro modo, yo sigo sosteniendo al asesino de mi hijo, por el cual tu exiges "derechos".

Ni a mi casa, ni al cementerio vino, ni vendrá, ningún representante de esas entidades (ONGS), que tan solidarias son contigo y con las madres de pandilleros encarcelados, para darme apoyo o para dedicarme unas palabras de aliento. ¡Ni siquiera para decirme cuáles son MIS DERECHOS!

Me consolaría que lo hicieran con alguno de los tantos hogares enlutados por la acción criminal de aquellos "HUMANOS TORCIDOS" que tienen voceros para exigir DERECHOS.

No hay comentarios: