Canal filadelfiamolano

Loading...

¿VIVIR O EXISTIR?

"No te limites a existir, debes aprender el arte de vivir"
Es la expresión que usé para motivar a uno de mis hijos a fin de corregir su actitud hacia la vida en medio de una crisis existencial por la que atravesaba.
Hay muchas personas que cree que la vida está en deuda con ellas; su existencia no deja un registro significativo en la mente o en el corazón  de quienes les rodean, y no hay un producto final del que se pueda decir que la vida de ellos fue fructífera; y sí por el contrario, exigen que las cosas les vengan a pedir de boca, se irritan mucho y son violentos cuando las cosas no salen como quieren.
Vivir es un arte, y solo quienes lo han entendido en esa magnitud toman sus decisiones como diestros pintores que trazan sus pinceladas con alta precisión para obtener un objetivo final, a la vista de los espectadores que observarán su obra en la galería donde será expuesta.
El arte de vivir es como la escultura, en la que el artista asume diestramente cada impacto con el martillo sobre el cincel, con la específica intención de quitar todo lo que no forma parte de la escultura, que previamente ha visto escondida dentro de la roca de mármol que está tallando.
Ningún artista trabaja arduamente para obtener nada al final de su esfuerzo. Pero muchos se esfuerzan por no dejar un producto significativo con sus vidas a la actual, o a las próximas generaciones; ninguna acción digna de imitar, ningún ejemplo inspirador, ninguna huella que sea guía y que conduzca a sus seguidores a un destino digno.
Quienes pasan por la vida sin dejar un rastro digno de imitar,  son castigados con la indiferencia de la historia, y a través de los años nada hará mención de ellos; eso de por si es una gran tragedia; pues es como el músico cuyas melodías son interpretadas en un auditorio lleno de personas sordas, quienes no pueden apreciar la más simple armonía de su composición.
No son pocas las películas proyectadas en el cine, que han sido inspiradas por la vida de quienes dejaron huella. Pero ante esto me surge una pregunta: ¿tu vida es digan a de hacer una película, un libro o un documental periodístico a partir de ella?
No pretendo decir que debes ser famoso para que tu vida tenga significado; pero si el corazón de por lo menos una persona no es marcado positivamente con tu forma de vivir, entonces pasaste por la humanidad sin dejar un rastro en su historia. Exististe pero no viviste.
Las piedras existen,  pero no viven; las plantas viven y aunque muchas de ellas no lleguen a ser grandes, o no produzcan un fruto comestible, dejan una dosis de oxígeno que será respirado por otro ser vivo que está cercano.
De la misma manera, nuestra vida no tiene que ser popular, pero se necesita que sea significativa para que quienes la vean puedan aprender algo de ella, y algo positivo; pues no falta quienes viven para influenciar en detrimento de la vida de otros, y ellos existen y viven para tropiezo de los que no han aprendido el arte de vivir, y como ciegos borregos se dejan llevar al degolladero de la maldad.
Luis Molano.

No hay comentarios: